COSMOS y la astronomía. Una historia de amor.

En primer lugar diré, que es en sentido metafórico lo de "historia de amor", tranquila cariño (a mi mujer Asun), tu eres mi única historia de amor :-P

Bien, aclarado este punto, y con la tranquilidad de que no me van a echar de casa (de momento), voy a explicar, el COMO y POR QUÉ de todo esto.
Desde pequeño,, siempre estaba en las nubes, mi mente siempre estaba viajando por otras galaxias y otros planetas,, además de ser un gran fan de Star Wars y Star Treck, mi imaginación era digamos, DESBORDANTE, pero que niño no la tiene?, bueno, seguro que muchos que ahora se dedican a la política y al periodismo no, pero es igual, la mía lo era. En 1980, TVE 1 (había poco donde elegir, además de esta solo existía el UHF, TVE2 actual), estrenó LA MEJOR serie que ha emitido en todos los tiempos, COSMOS. Descubrí a Carl Sagan, probablemente el mejor divulgador científico de la historia, y lo que me cautivo al principio, la astronomía y el Universo sin naves espaciales colgadas de un hilo de pescar, sino de una forma cercana, amena, interesante y muy, pero que muy atractiva, no era ciencia ficción, era CIENCIA. Con 13 años me convertí en un WONDER YONKI, aluciné con las estrellas, galaxias, historias (aunque siempre me había aburrido la historia, COSMOS me hizo adorarla) y evolución del Universo, las maravillas que había ahí fuera, ERA INCREÍBLE, y todo ello aderezado con unos efectos especiales que nada tenían que envidiar a muchas películas actuales.


Cuando terminó COSMOS me dije: "yo quiero ser astrónomo". El primer libro que me compré (por gusto) y leí entero fue COSMOS, atrás quedaban grandes Best Sellers como Platero y yo, Historia de un caballo, El cantar del mio Cid y otros grandes éxitos de ventas que aunque compré (por obligación) jamás leí, grandes historias TREPIDANTES que me importaban un pimiento la verdad, y que me limité a comentar en trabajos del colegio copiando o preguntando a otros compañeros de clase, bueno, ahora lo digo muy tranquilo porqué ya no me pueden catear. A lo que íbamos, quería ser ASTRÓNOMO, todos los libros que me compraba con mi dinero, eran eso, de astronomía. A Cosmos le siguió EL COMETA, y como no, la GUÍA DE CAMPO DE LAS ESTRELLAS Y PLANETAS DE LOS HEMISFERIOS NORTE Y SUR. Esta me la compré con la esperanza de poder ver todas aquellas estrellas, galaxias y nebulosas llenas de color que había visto en Cosmos, pero aún era muy joven, y mis padres, no se tomaban demasiado en serio lo de la astronomía,, en pocas palabras pensaron; "ya se le pasará". Yo seguía con el tema, me llevaba los libros al colegio y tenía que sufrir la burla de mis compañeros de clase, ya que lo que interesaba realmente era el FURBO y quien mató a JR (por la serie DALLAS).

Lo dicho,, quería estudiar astronomía,, lo que significa empezar por la física. A ello me puse, pero por circunstancias que no vienen al caso, tuve que dejarlo, pero eso no significaba abandonar mi pasión. Seguí con la astronomía, pero "la mili" (yo aún tuve que tragarme 16 meses en La Marina en Cartagéna), corto el idilio de forma temporal. En 1988, volví a casa con la cabeza un poco fuera de lugar, 14 meses (los que SUFRÍ realmente) de disciplina CHUSQUERA trastornan a cualquiera, lo
que hizo que mi cabeza olvidara el tema astronómico durante un tiempo, concretamente 1 año y 47 días, que fue el tiempo transcurrido entre mi licencia y un encuentro desafortunado y bastante traumático con una cabina telefónica cuando iba en moto (si es que las cabinas van COMO LOCAS), eso me coloco un poquito las ideas en su sitio, y permitió que mi hermano me prestara otros de los pilares de mi educación, HISTORIA DEL TIEMPO de Stephen Hawking, otro CRACK donde los haya. 30 días postrado en una cama sin mover más que torso y brazos dan para mucho, a mi me dieron para devorar ese libro y retomar mi idilio.

Ya recuperado en parte, allá por 1990, me decidí a comprar mi primer telescopio. A escondidas de mis padres,, lo compré en Cottet,, una tienda de óptica de Barcelona. Era un VIXEN NEW POLARIS
Newton 10/100. Con la complicidad de mi hermano Carlos, lo fuimos a recoger, y la faena fue mía para esconder un BICHO de esa envergadura, pero mira tu que lo conseguí. De noche, cuando todos dormían, lo sacaba al balcón de la calle Urgell, junto al Mercat de Sant Antoni de Barcelona (en todo el meollo lumínico), lo primero que miré, evidentemente,, la Luna. ALUCINÉ!!!, incluso miré delante de la boca del telescopio esperando ver que se yo, una diapositiva, una Luna de corcho, no se, me quedé de piedra, SE VEÍAN LOS CRATERES CASI EN 3D, los siguientes objetivos fueron Júpiter y Saturno. Qué decir?, Júpiter, sus 4 satélites galileanos y sus nubes, y Saturno, aaaaaaaaaay Saturno,, un poco más y me caigo de culo al ver sus anillos. La Guía de campo me había ido muy bien, pero quise más, porqué no la galaxia de Andrómeda?, muy brillante según la guía. Un día que mis padres no estaban, me lleve el telescopio a la terraza, ya que vivíamos en un principal, y apunté al zenit en busca de Andrómeda, y nada, que no estaba. Me aseguré de haber interpretado correctamente las coordenadas celestes (ya había aprendido a interpretarlas), y que no, que no la veía. Finalmente,, después de 15 minutos en la oscuridad (toda la oscuridad que se puede tener en el centro de Barcelona), me pareció ver algo, desvié un poco la vista y SÍ!!, apareció una miserable nubecilla en el centro del ocular, sería eso??. Cada minuto que pasaba la veía mejor, pero, no dejaba de ser eso, una nubecilla muuuuuuuuuuuuuuy tenue.

Empecé mi investigación (Internet estaba en pañales por aquel entonces), o sea que tuve que ir a uno de esos lugares tan desconocidos y silenciosos llamados BIBLIOTECAS a buscar un libro que hablara de astrofotografía. Fui a la biblioteca de la Ronda Sant Antoni, de la que era socio, cuando le pregunté al bibliotecario, me miró con cara de poker y me dijo: "astro qué??",
ASTROFOTOGRAFÍA le dije. me envió a la sección de ciencias y siguió escuchando la radio con sus auriculares, una vez allí, empece a buscar y,,, VOILA!!,, ahí estaba, más claro no podía ser, ASTROFOTOGRAFÍA se llamaba el libro de Patrick Martinez (que aún conservo). Comencé a devorarlo y se abrió un nuevo universo ante mí. Resulta que lo que vemos en las fotos, o sea, color y detalles, solo sale ahí, en las fotos. El problema no es de tamaño (como de costumbre), sino de brillo. La mayoría de objetos celestes, no tienen un problema de tamaño, sino de brillo, son muy tenues, y resulta que nuestra visión esta basada en 2 tipos de células fotosensibles, los BASTONES y los CONOS. Los Bastones, mucho más sensibles, perciben las tonalidades, o sea, grises, y los Conos, menos sensibles, perciben los colores, resumiendo, que los BASTONES ven en blanco y negro y los CONOS en color, por lo que,, en condiciones de baja luminosidad, VEMOS EN BLANCO Y NEGRO, por lo que si quería color y detalles, necesitaba larga exposición.

Aclarado el tema, pero la siguiente pregunta fue: Y AHORA QUE HAGO PARA VER TODO ESO???. Bien, yo era aficionado a la fotografía, y había leído todo el libro, desde lo de los conos y los bastones hasta el efecto Schwartzschild, o fallo de reciprocidad, un problemilla que tenía la película química, esto es que la ISO de los antiguos carretes, solo lo era durante aproximadamente 1 segundo, al cabo del cual, si la ISO era 1600, caía en picado hasta convertirse en ISO 25 al cabo de pocos segundos, con lo que las fotografías debía ser de como poco 1 hora. Pues vale, paciencia. Compré el adaptador para mi Praktica (de la antigua Alemania del Este) y la acoplé al telescopio, disparador y listo, foto!!!. Una hora después, otra, y así hasta acabar el carrete de ISO 1600. Las revelé con impaciencia y JODER!!!, cuando veo el resultado, un montón de rallas sobre un fondo naranja,, cara de tonto se me quedó,, y es que,, muy listo tampoco era.. Todos sabemos aquello del día y la noche, también que la Tierra gira sobre sí misma cada 24 horas (rotación creo que le llaman), PUES ESO,, EL CIELO POR CONSIGUIENTE, PARECE ROTAR AUNQUE SEAMOS NOSOTROS LOS QUE LO HACEMOS,, o sea,, que cada hora se mueve aproximadamente 1/24 de circunferencia, o lo que es lo mismo, unos 15º. Vale, necesitaba compensar ese movimiento... Cottet y su departamento de astronomía tenían la solución, además, también fue muy útil mi etapa como socio de ASTER, que además de astronomía también sirvió, sea dicho de paso, para ponerme al día del fútbol, aunque no me interesara demasiado. Un motor de corrección de ascensión recta era lo que necesitaba, pues nada,, ahí lo puse, también me dieron algún otro consejo, como por ejemplo que me fuera tan lejos de Barcelona como fuera posible, las farolas y la astronomía/astrofotografía no se llevan bien. Equipo listo pues, además de una cámara y larga exposición, necesitaba corrección de rotación.


Comencé con la Luna, Júpiter y Saturno, eso fue LA REVOLUCIÓN, VAYA LUNA!!!, increíble, Júpiter y Saturno, pues bueno,, bastante dignos y lo que era mejor,, EN COLOR, la siguiente fue M42, la nebulosa de Orión, la más brillante del hemisferio Norte, muy prometedor, pero paciencia, muuuuucha paciencia, ya que tenia que tener el ojo literalmente pegado al ocular durante 1 hora, y esa hora se hace muy larga, especialmente en invierno, y lo que es peor, los errores en el enfoque y en el seguimiento, o lo que es lo mismo, las estrellas como pelotas o rallas en lugar de puntos, no las veía hasta unos días después con la película ya revelada. Muchas noches tiradas a la basura y muchos desengaños, pero cada éxito era una auténtica gozada,, ver aquellas nebulosas llenas de color, aquellas galaxias espectaculares, una satisfacción difícil de describir, LO HABÍA HECHO YO!!.


Con los años, llego la auténtica revolución a la astrofotografía, las cámaras digitales. Tienen todas las ventajas de las analógicas (óptica intercambiable, visión real de lo que fotografiabas, calidad de imagen) y ninguno de sus inconvenientes (carecen de efecto Schwartzschild, resultado inmediato de la fotografía, control a través del ordenador), además de las cámaras CCD para astronomía, lo que permite controlar completamente el telescopio desde un ordenador, que es quien pringa durante todo el tiempo que dura la sesión fotográfica, permitiéndonos cenar, dormir, o hacer lo que nos venga en gana con la tranquilidad que es la maquinita quien se ocupa de todo, no sin los ajustes previos pertinentes por supuesto (correcta puesta en estación, parámetros de seguimiento y de toma), LA BOMBA vamos.

En mi caso, el bricolaje ha sido también un gran aliciente, ya que eso de comprarlo TODO HECHO es muy aburrido. Desde mi primer VIXEN, al que reemplace el tubo de chapa por un precioso trozo de tubería de PVC azul celeste más rígido y estable, pasando por el CG8, al que le limpié el espejo primario con vozka, hasta mi actual C8 al que le he hecho de todo, desde fabricar e integrar un sistema de autoguiado, motorizar ambos ejes con un sistema GOTO de un ETX, con la estrella, un motor de antena parabólica para el eje de declinación, hasta cambiarle la horquilla por una LX90 de 12", a la que tuve que adaptar mi tubo de 8". Entretanto, ha habido muchos otros CACHIBACHES, algunos han funcionado, otros no, pero con todos me he divertido y he aprendido.


 La culminación fue en 2013, cuando me decidí, y reuní el valor suficiente para pedirle a Asun, permiso para construir UN OBSERVATORIO en la terraza de casa.
El 15 de mayo de 2013 lo terminé, bricolaje puro y duro, y lo mejor, la satisfacción de ser yo quien lo ideó, diseñó y construyó, madera, tornillos, clavos, algo de cola y metacrilato, además de bastantes cortes, golpes y un lumbago (esto será tema de otro artículo), pero, ahí no se termina la cosa. Las satisfacciones que me ha reportado durante este año y medio no tienen precio, las mejores fotos que e hecho en toda mi carrera, además, como no, de la obtención del código MPC (Minor Planet Center), concretamente el K09 como observatorio cuyas observaciones y mediciones son correctas y homologables (otro artículo).



La historia sigue, modificación de la cámara para la fotografía de la banda infrarroja, nuevos filtros para el Hidrógeno Alfa, cometas, asteroides, nunca terminas de aprender, de compartir y de sorprenderte.

Han sido 34 años con alguna desilusión pero muchas, muchísimas satisfacciones, muchos amigos y maestros, muchas Star Party, FANTÁSTICO. Para empezar no lo hagamos por el tejado, empecemos por la base. Libros, unos prismáticos, una cámara y un trípode, además, hoy en día existen muchos foros y agrupaciones en Internet que nos pueden ayudar y animar, también las Star Partys son un compendio de conocimiento, diversión y amistad (a menudo también gastronomía).
Los libros e Internet nos dan el conocimiento, los prismáticos nos permiten observar la Luna, algún planeta y alguna nebulosa, además de ayudarnos a orientarnos y conocer el cielo, la cámara y el trípode nos permitirán hacer nuestras primeras fotografías, desde las bonitas circumpolares, que conseguiremos enfocando nuestra cámara sobre un trípode hacia la Polar, y en exposiciones de más de 1 minuto apreciaremos un punto inamovible en el centro que es la Polar (nuestro eje de rotación), y como las estrellas, se convierten en lineas curvas, mayores cuanto más lejos del centro están, Time Lapses, hasta las primeras fotos de las constelaciones, con exposiciones de entre 1 y 10 segundos, con este básico material, y sobre todo con interés y ganas, podremos comenzar nuestra aventura por el Universo.


Y con esto, termino ya este rollo, que no es más, que una pequeña parte de la historia, en la que he intentado transmitir mi PASIÓN por la astronomía, una pasión que también intento transmitir a diario a mi hijo Pau, y que a mi, personalmente, me ha ayudado mucho a comprender y entender. Os dejo a continuación algunos de mis libros de "cabecera" (no están todos), también el enlace a mi web en ASTROBIN con las fotografías realizadas desde el observatorio.

Espero que os guste.

COSMOS - Carl Sagan
ASTROFOTOGRAFÍA - Patrick Martinez
EL COMETA - Carl Sagan y Ann Druyan
EL UNIVERSO - Isaac Asimov
HISTORIA DEL TIEMPO - Stephen Hawking
ASTRONOMÍA - J. Comas i Solà, una JOYA literaria del año 1936. Fue un regalo.
CURSO DE ASTRONOMÍA GENERAL - P. I. Bakulin - E. V. Kononovich - V. I. Moroz
EL GRAN DISEÑO - Stephen Hawking - Leonard Mlodinow
EL LIBRO DE LA ASTRONOMÍA - Jim Bell
Enlace ASTROBIN
*Internet también, es una grandisima fuente de información.


Ferran Ginebrosa 2014